Hasta el 80% de las denuncias por “Violencia de Género” en Uruguay podrían ser falsas.

Varones Unidos reclama participación en políticas de género. Expertos coinciden en que régimen actual incentiva y oculta las denuncias falsas.

July Zabaleta, Feminista a cargo de las Políticas de Género del Ministerio del Interior en la Administración Bonomi. Fuente: Youtube.

La nueva administración del Ministerio del Interior realizará cambios en la forma en la que protege a las mujeres que denuncian violencia doméstica, aplicando la custodia al agresor en lugar de a la víctima, entre una serie de modificaciones orientadas al mejor tratamiento de esta problemática.

La administración anterior había sido fuertemente criticada tanto por el feminismo (a pesar de que July Zabaleta, una conocida feminista es quien tenía el control de la División de Políticas de Género del ministerio), como por Varones Unidos, la contraparte masculina en Uruguay al feminismo, que nunca ha sido incluida en la administración de la cartera.

Consultado sobre la posición de los hombres respecto a este tema, Pablo Laurta, Cónsul de Varones Unidos, expresó:

Que la custodia vaya al agresor es bueno. Sin duda. Recordemos las situaciones bochornosas que han ocurrido por aplicar sin cuestionamientos las políticas propuestas por el feminismo: Mujeres que realizaron denuncias falsas contra sus parejas como una forma de agresión y humillación contra ellos, tuvieron relaciones sexuales con los propios custodias, y salieron a bailar con ellos, con el objetivo de herir aún de peor manera la dignidad masculina de sus parejas. Estas situaciones lamentables, en que el estado facilitó el abuso psicológico, emocional, y la humillación sexual de estos hombres, esperamos sean prevenidas con este cambio propuesto por el nuevo gobierno.

Pablo Laurta, Varones Unidos.
Pablo Laurta, Varones Unidos, en reunión con sector de Larrañaga. Fuente: Instagram.

Continuando el razonamiento expresó:

Tenemos que entender que el relato feminista sobre el origen de la violencia en la pareja muchas veces no solo es equivocado, sino que es contrario a la realidad.

El hombre fuerte, cuando su pareja lo agrede o pretende humillar, se va. Es el hombre débil, el que no ve una alternativa, el que explota causando los típicos homicidios-suicidios que el feminismo luego utiliza políticamente, para atacar la dignidad de toda la masculinidad por las acciones de una ínfima minoría.

El resultado es que la violencia en el contexto de la pareja, no solo se sigue dando sino que es cada vez más frecuente. Ésto es lo que deberíamos estar intentando prevenir.

Pablo Laurta, Varones Unidos.

La Controversial LIVG

El marco legislativo actual de estas políticas paliativas contra la violencia en el ámbito de la familia está dominado por la controversial Ley Integral de Violencia de Género (LIVG).

Consultada sobre las características de esta ley, la abogada experta en violencia doméstica Martha Valfre comenta:

La LIVG vulnera en primer lugar el principio de igualdad constitucional (art. 8) ya que deja expresamente afuera de la protección legal a la población masculina. Cualquier mujer que quiera hacer una denuncia por cualquiera de las causales que prevé la ley 19580 (violencia física, psíquica, económica, financiera, sexual, institucional, comunitaria, simbólica) tiene un estatuto más protector y más causales de denuncia que cualquier hombre, que va por la ley anterior, la ley 17514, en la que hay menos protección y menos causales de denuncia.

A esto se suma que la ley 19580 prevé en el Artículo 8º – Parecería que quedan exoneradas de pagar timbres, como sucede en la justicia laboral, de hecho es la interpretación coherente teniendo en cuenta que al igual que en laboral “in dubio pro operario” aquí es “in dubio pro mujer”. Vale decir que frente a la duda el juez debe tomar como válido lo que la mujer plantea y tomar la decisión que más la favorezca.

Dra. Martha Valfre, especialista en Violencia Doméstica.
Fuente: Youtube

Según Valfre, la mencionada ley, faculta al juez a dejar al hombre sin vivienda aunque sea él el que esté alquilando la casa en que convive y sin necesidad de que el concubinato alcance los 5 años.

Incluso si la mujer se fué de la casa, puede pedir volver y sacan al hombre de la casa. La mujer se queda con la vivienda y el arrendatario debe aceptar el cambio de inquilino.

Y esto es solo a los efectos de ejemplificar. Hay más inequidades.-

Dra. Martha Valfre, especialista en Violencia Doméstica.

El dilema de las Denuncias Falsas

En un reciente episodio del programa “Esta Boca es Mía” (Teledoce) en el que se trató el tema solamente con invitados partidarios de la LIVG y el feminismo hegemónico, una abogada feminista realizó una afirmación categórica que despertó una ola de rechazo en las redes sociales: que las Denuncias Falsas “No existen”. Esta reacción motivó incluso a que Laurta instara al Colegio de Abogados del Uruguay a sancionar a la profesional por realizar una afirmación tan disparatada y dirigida contra un principio tan básico del ordenamiento legal como la presunción de inocencia.

Consultada sobre este tema, la Psicóloga Silvana Giachero destaca:

Sabemos que solo hay sentencia del 20% de las denuncias y allí nos
preguntamos qué pasó con el 80% por que no se hace seguimiento ni se
investiga como dentro de ese porcentaje están las falsas denuncias, las
mujeres que vuelven con la pareja y no sigue el proceso, y las que por falta de pruebas no hay sentencia.

El problema es saber cuántas son falsas y allí te dicen que es un mínimo porcentaje; ese porcentaje surge de las que hay sentencia no del 80% que son las que salen a la prensa.

Silvana Giachero, Psicóloga.
Fuente: Youtube

Todos conocemos a alguien que fue víctima de una falsa denuncia: a veces por venganza y otras para conseguir algún beneficio. Lo que hay que hacer es denunciar las falsas denuncias que sería violencia y sancionar por ello.

Porque cuando sufres una falsa denuncia es tan terrible que no quieren hacerlo (denunciarlo). Además por lo general no sucede nada.

Silvana Giachero, Psicóloga.

Valfre, por su lado es categórica, afirmando que negar que haya denuncias falsas es “negar la escencia del ser humano”.

No puede obviarse el caso que haya quienes haciendo uso y abuso de un marco tan tuitivo lo utilicen para obtener beneficios que de otra forma o no obtendrían o les llevaría más tiempo obtener.

No debemos olvidar que no es que las mujeres sean buenas y los hombres malos, como todas las cosas del mundo hay gente buena y gente mala con independencia del género. No es patrimonio de la mujer ser
buena persona. Negar esto es negar la esencia del ser humano.-

Dra. Martha Valfre. Especialista en Violencia Doméstica.

Por su parte, Varones Unidos reclama más participación en las políticas paliativas en el ministerio.

Hay aspectos en los que falta y mucho para tener una política justa y efectiva de reducción de la violencia en la familia. Varones Unidos trabaja incansablemente para avivar en la sociedad mejores modelos de masculinidad que rescaten lo positivo de los modelos tradicionales, la protección y el sustento de la familia, y los compatibilicen con el contexto actual. Ayudando a los hombres a entenderse a sí mismos y a prevenir situaciones de maltrato, humillación y violencia. Si el Ministerio pretende ser serio en cuanto a prevenir la violencia en el contexto de la familia, no debería limitarse a ponerlo en manos de feministas. Estas activistas han manejado el tema desde hace años sin reducción alguna en los índices de violencia que se supone estamos invirtiendo en disminuir. Quizás permitir a la masculinidad aportar su perspectiva, nos de la clave para solucionar definitivamente el problema.

Pablo Laurta, Varones Unidos.
Compartir TWITTEAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *