Varones Unidos evalúa acciones contra las multas por cámara de la Intendencia

Hablamos con Pablo Laurta, Cónsul de Varones Unidos sobre la iniciativa del movimiento contra las multas por exceso de velocidad de la Intendencia de Montevideo a las que calificaron de “abusivas”.

Laurta, en reunión con el Dip. Pablo Abdala y la agrupación “Nosotros” (PN). Fuente: Instagram.

¿Consideran que las multas de tránsito son una cuestión de género?

Desde nuestra perspectiva son un abuso destinado a apropiarse del dinero de los conductores utilizando los límites de velocidad como excusa.

Desde el mainstream mediático se promueve una guerra entre lo masculino y lo femenino. No debemos caer en la trampa. Para disfrutar a pleno de la vida, hombres y mujeres nos necesitamos mutuamente.

Si bien es cierto que no se puede descartar que el hecho de que la mayoría de los conductores sean hombres adultos, influyera en que una Intendencia “anti-patriarcal” se sintiera justificada en implementar este tipo de abuso, el factor principal es la mera búsqueda del vil metal, “hacer caja”. Irónico tomando en cuenta que la administración departamental dice ser “anti-capitalista” y “de izquierda”. Como en tantas otras cosas, el relato va por un lado, y la realidad, por otro.

Lo cierto es que estas multas abusivas, nos afecta indiscriminadamente tanto a hombres como a mujeres.

¿Por qué consideran a las multas como abusivas?

Algunos de nuestros miembros recibieron este Enero, al verificar cuánto tenían que pagar de patente, montos totales a pagar por multas de entre 2.000 y 3.000 dólares. En algunos casos es más de la mitad del valor de sus automóviles. Estas no son cifras menores, y pueden significar la pérdida de oportunidades de desarrollo para familias enteras.

Personas que no han participado de siniestro alguno, conducen con criterio y no han causado daño a nadie, se ven despojadas de su dinero por pasear a 70 por la rambla a las 3 de la mañana.

Como ciudadanía tenemos que comenzar a ponerle un freno a la codicia de un sector público y defender nuestro derecho a disponer del dinero que ganamos honestamente.

¿Qué buscan lograr?

Primero y principal, la reducción de los montos de las multas. Las mismas superan los 14.000 pesos por una sola infracción. Esto es el sueldo líquido mensual entero de algunas personas.

En segunda medida, límites de velocidad razonables. En tramos de la rambla y avenidas, la velocidad máxima permitida está en apenas 45 km/h. En múltiples avenidas ocurre lo mismo.

No hay previsión alguna para relajar los límites en horarios en los que el tráfico es mínimo y se puede circular con total tranquilidad a una velocidad superior adecuada. Límites demasiado bajos aumentan los embotellamientos y el tiempo que todos perdemos en el transporte, afectando la productividad y la calidad de vida.

¿Qué medidas piensan tomar?

De momento estamos evaluando acciones en diferentes frentes. No descartamos acciones legales tampoco. Estamos abiertos a sugerencias por parte de la política y la ciudadanía. Tenemos que dejar de soportar esta clase de abusos pasivamente. La libertad que no se defiende se pierde.

Compartir TWITTEAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *