Bautista Gil Castillo: » Yo prefiero ser primero leal a mis ideas que casarme con un referente o un candidato»

Publicado el 19th abril 2022 - Última Edición: abril 19, 2022

El joven referente del Partido Colorado, Bautista Gil Castillo, dialogó con Despiertamedia sobre la organización de una nueva agrupación para las venideras elecciones de jóvenes. También se dialogó sobre la realidad del partido y diferentes tendencias de sus representantes con la denominada Agenda 2030.

 

¿Cómo es tu vinculación con la política Bautista? 

Mi abuelo Ney Castillo siempre estuvo muy vinculado con Pedro Bordaberry trabajando en las candidaturas que él tuvo. En el 2010, yo tenía 7 años, mi abuelo fue candidato a intendente de Montevideo y yo recuerdo esa campaña de mi abuelo como una que fue generando que la política me llame la atención. Con el paso del tiempo me fui dando cuenta que la mejor forma para solucionar los problemas de las personas, por lo menos desde mi punto de vista, es desde la política; porque la cantidad de herramientas de cambio que te da, no se encuentran en otros lados, por más que también se ayude un montón. En 2017 ingreso a militar, invitado por una de las juventudes de Ope Pasquet a ser parte del movimiento sin integrar la lista. Después de esa elección de jóvenes decidí quedarme en el Partido Colorado y apoyé a Talvi, grabe error. Actualmente, estamos armando una agrupación liberal dentro del Partido Colorado.

 

¿Por qué esa crítica interna hacia el apoyo a Talvi y cómo ves el partido al estar conformando una agrupación de jóvenes?

La opinión de Talvi es con el diario del lunes. Uno se dio cuenta de que lo que estuvo apoyando fue nefasto por cómo se dio su salida por ser una persona que evidentemente no asumió el compromiso con sus votantes. Yo lo comparo con Pedro Brodaberry, que dijo que se retiraba de la política, pero cumplió todo el periodo. A la gente se la vota para representar, no para estar el rato que tiene ganas. No estuvo bueno, desde ese punto de vista, lo de Talvi. Pero aparte también, mientras iba pasando el tiempo, él empezó diciéndose heredero de Jorge Battle y terminó pareciéndose a Astori. 

Allí hubo un engaño en quienes comenzamos a apoyarlo a él (Talvi) y, fue un error, haber aceptado o haber acompañado una candidatura que mostraba constantes variaciones en su personalidad, en su forma de comunicar, en la manera de abordar las ideas, cuando le dijo que no a Pedro Bordaberry, son cantidad de cosa que fueron generando mucho dolor.

En torno al nuevo movimiento del partido, yo creo que aún se está buscando la identidad y el Partido Colorado no se anima a asumirla. Hay sectores mayoritarios que prefieren parecerse al “Astoribergarismo”, como dijo Manini en un debate, y otros sectores, que no se sienten representados por eso, pero terminan sometido por temas sectoriales y otros que dentro de la política a mí no me gustan. Yo prefiero ser primero leal a mis ideas que casarme con un referente o un candidato, porque tus ideas son en definitiva tu mejor arma y no identificarte cien por cien con otro.

El Partido Colorado tiene, en estos momentos, una chance de poderse mostrar como un partido de la libertad, siendo liberal en todo. Tanto en lo social como en lo económico, que no lo aprovecha, es un campo que no está abordado por ningún partido. Sin embargo, tenemos sectores que prefieren jugar al frenteamplismo moderado; algo que termina siendo infructuoso, porque la mayoría de las personas que votan a Astori dudo muchos que se hayan pasado a votar al Partido Colorado. Si vemos los resultados del referéndum o del ballotage, o también lo que fue octubre de 2019, el partido mantuvo la misma cantidad de votos sin ningún tipo de agregado importante. La estrategia que se está usando es equivocada, tenemos a Manini Rios con un electorado propio al no temerle a mostrar una identidad. 

 

¿Qué relacionamiento ves, desde lo que has abordado, entre el Partido Colorado y el Frente Amplio con respecto a los votantes?

El Frente Amplio está cada vez más radicalizado y eso es un factor importante que llevó a la gente de nuevo a los partidos tradicionales. Por otra parte, si el partido termina queriendo parecerse a otro, cuando este se fortalezca la gente se te va. Yo creo que el partido lo que tiene que hacer es apuntar a un espacio liberal al ciento por ciento. Liberal en lo social y en lo económico y dejarse de querer jugar a ser “zurdos” perfumados.

 

¿Qué sería un “zurdo” perfumado?

Saliendo de esa noción de mugriento con la que se señaló a Mujica, acá quieren jugar a esa izquierda más higiénica, más presentable.

 

El sector nuevo que vienen promoviendo, con jóvenes colorados, hacia adonde apunta

El primer objetivo son las elecciones de jóvenes de 2022, que son ahora en noviembre. Después veremos qué candidato apoyamos. Realmente el partido hoy no tiene candidatos y cerrarse con alguien o esperar que llegue esa persona tampoco está bueno. El objetivo es sacar una buena cantidad de convencionales y allí luego ponernos a pensar en lo que vendrá. 

La idea es también contribuir a esa batalla cultural que a veces al liberalismo en Uruguay le falta. Considero que está bueno dar esa pelea también desde los lugares en los lugares en los que realmente se puede cambiar la realidad. Los dos últimos años hemos realizado propuestas al partido y no las consideran por no tener representatividad todavía. 

Está también la posibilidad de hacer alianzas con otros liberales que estén dentro del partido. Pero de eso tengo que guardarme un poco, porque hay que charlarlo y negociarlo. La intención es poder llegar a noviembre con un polo liberal bien fuerte, que sea competitivo y que permita que esas ideas entren al Partido Colorado, que son las que tienen que estar y no las ideas pseudosocialistas.

 

¿Qué te pareció el planteamiento de la senadora Carmen Sanguinetti sobre el cambio climático y su relacionamiento con la ideología de género?

Este es un gobierno socialdemócrata conservador, donde la mayor inspiración económica del presidente y la ministra de economía es Keynes. Con relación a lo de Carmen, yo creo que está muy equivocada con los conceptos que manejo. No comparto, no siento que sea lo que se haya militado. A veces siento que en el Partido Colorado, particularmente en Ciudadanos, hubo un programa bastante interesante que se desconoce constantemente y donde los legisladores eligen irse por otras aristas, que apuntan hacia un lado equivocado. 

A este ejemplo se le puede sumar la propuesta de Maria Eugenia Roselló, cuando planteó la canasta básica menstrual. Este tipo de cosas están por fuera del programa, están por fuera de lo que se votó, de lo que se militó y por fuera de la filosofía política partidaria y del sector. La verdad es que no tengo una buena opinión de eso.

Realmente yo vi algunos de los estudios que iban compartiendo y son todos suposiciones. Son cosas que no parecen muy comprobadas y en parte está todo potenciado por la ONU, que como sabemos, se terminó transformando en una agencia del comunismo y del socialismo a nivel internacional. Lo que importa es sustituir la lucha de clases por otra cosa y poner esos nombre complicados, como el feminismo ecologista, tal como lo plantea Isabel Díaz Ayuso. 

Usan este tipo de ideología para mantener controlada a la población, así lo plantea esta “política española“, que es mujer y que fácilmente podría sumarse al carro y no lo hace. Me parece interesante que pensemos si al final del día hay contenido detrás de todo esto que se está diciendo, o si no es una forma que encontraron para sustituir la lucha de clases por la pelea entre varones y mujeres o entre homosexuales y heterosexuales.

 

¿Por qué te parece que diferentes “referentes” del partido se han salido de lo programático para sumarse a lo que plantea o promueve la Agenda 2030 y sus ideas globalizantes?

Me da la sensación que es una forma de querer marcar una diferencia con el resto de los sectores, que a priori no me parece mal, pero sí que elijan este tipo de agenda que ni siquiera estaba en lo programático. Pero no solamente diferenciarse, indudablemente todas estas cosas de la ONU y demás organismos reciben financiamiento muchas veces. 

No hay que ser inocentes de pensar que ONU Mujeres, sin conocer el caso de Carmen, ha financiado a dirigentes políticas de Uruguay. Caerle simpática a esa gente, para muchos dirigentes termina significando un apoyo económico. Sobran ejemplos en el Parlamento de gente que cambió el discurso después de una visita de ONU Mujeres. 

No te voy a dar nombres porque no lo tengo comprobado, no tengo las pruebas, pero sí sé de gente que ha cambiado el discurso. Allí hay intereses de fondo. 

 

Te preocupa como joven militante que se siga con la vieja política

Me preocupa y es un poco la pelea que quiero dar. Me parece que de una vez por todas la política debería empezar a dedicarse a los problemas de la gente y no si el cambio climático genera desigualdad de género, algo que no hace a las necesidades de la sociedad. Mientras este tema se habla en el Parlamento que hacemos con los niños que están comprendidos hoy dentro de los números de la pobreza infantil. Creo que llegó el momento en que la política se de cuenta que se tiene que empezar a dedicar realmente a los problemas de la gente. Hoy tenemos un exceso de Estado, que nos hace la vida muy difícil desde lo económico, y a nadie se le cae una idea para poder conseguir que ese aparato estatal sea más barato o chico. 

Con esa mentalidad va a ser muy difícil conseguir que el país avance. Mucha gente se está empezando a desencantar de la política, como sucede en Argentina, porque ven que las cosas que se discuten están lejos de sus problemas. La semana pasada estuvieron durante horas discutiendo en el Senado que pasó en la época de la guerrilla y la dictadura. Eso, al que está en la periferia pasándola mal, que le suma. Mientras ellos discuten eso, seguramente las personas que estén en un momento complicado deben pensar que no se ocupan de él. 

Siempre hay alguien del establishment que no le va a gustar cuando se proponen soluciones. La política está para caerle bien a los que ya tienen poder o para ayudar a los menos favorecidos. 

 

Cómo puedes hacer aquel joven interesado a sumar al partido o ingresar en la política a través de este nuevo sector

Me contactan a través de mis redes sociales y yo hago de nexo con la gente de la agrupación. Tanto en Instagram como en Twitter mi usuario es @bautigilc. Está bueno ver que se planteó un lugar donde podemos hacer las cosas diferentes. El que se quiera sumar es bienvenido.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.