El Estado Argentino produce inteligencia sobre ONG Uruguaya

El CONICET habría invertido dinero público en producir material dedicado a contrarrestar el avance de Varones Unidos.

Varones Unidos en el programa “Desayunos Infomarles” de Canal 12, Uruguay.

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET) organismo público en principio dedicado a la investigación científica, en la búsqueda por ejemplo de soluciones tecnológicas para enfermedades, el desarrollo de nuevos y más eficientes sistemas de producción, etc. habría destinado fondos a la financiación de una “investigación” sobre cómo promover la agenda política neomarxista y oponerse al avance de Varones Unidos.

Este hecho hace eco a la voz de alerta que levantaba el conocido psicólogo y académico Jordan Peterson al decir que “el neomarxismo universitario comienza a subvertir las ciencias duras“.

Recursos del CONICET y la UNC contra Varones Unidos

El CONICET junto a la Universidad Nacional de Córdoba (otra institución pública) habrían financiado la realización de uno de estos “estudios en ciencias sociales” denominado “El Masculinismo Hétero-Hegemónico Argentino y su Estrategia desde el Ciberactivismo” [1], en el que las investigadoras Gabriela Bard WigdorMariana Loreta Magallanes discuten estrategias para contrarrestar lo que consideran el “preocupante” éxito del “ciberactivismo” de Varones Unidos.

En el abstract del paper publicado luego en el jornal de “Masculinidades y Cambio Social”, las autoras declaran: “El objetivo es identificar, visualizar y deconstruir los argumentos” de Varones Unidos.

“Metodología científica”

La “metodología” si se le puede llamar así, se basó en revisar las redes sociales de Varones Unidos y otra organización masculina, para luego reflexionar sobre sus posteos, pero fue descrita de la siguiente manera para oscurecer esta precariedad metodológica:

“Se utilizó una metodología cualitativa [a] basada tanto en la observación no participante de los espacios públicos virtuales [b] así como el análisis discursivo de posts”

“Hallazgos”

Las investigadoras destacan haber identificado 3 motivos recurrentes en los posts de Varones Unidos:

  • El “síndrome de alienación parental” (SAP) [c] que a pesar de estar reconocido por la OMS es considerado por las autoras como discurso prohibido.
  • La “disforia de género“, la patología psicológica que surge de la desconexión entre el sexo de una persona y su percepción del mismo.
  • La “defensa de la familia“, también considerada discurso prohibido.

Consultados sobre la veracidad de estos hallazgos, Varones Unidos afirma que “Nada de lo supuestamente hallado por Bard Wigdor y Magallanes [d] escaparía a una revisión rápida de nuestra presencia en redes sociales”.

Reconocen discrepar como lo hacen los profesores de endocrinología en Uruguay, con la ley trans y lo que consideran un “relato anti-verdad y anti-biología” que “emana de departamentos de ciencias sociales dedicados a la implantación de una agenda política, como vemos en este ejemplo, y no a la investigación de la naturaleza de la sexualidad y la socialización humana, que es a lo que instituciones supuestamente dedicadas a la generación de conocimiento deberían estar abocadas”.

Consultados sobre los otros hallazgos declaran: “El SAP no solo está reconocido por la OMS. Es un hecho que hablarle mal constantemente a tu hijo del otro padre es hacerle un daño al niño y que esto debería evitarse, todo niño debería poder respetar, querer y ser querido por sus padres” y “El hecho de que las autoras vean como un pecado el tener valores de familia, habla por sí mismo”. 

Neomarxismo explícito

El resumen del “estudio” se remata con una confesión de la postura “anti-capitalista” y contraria al derecho a la propiedad privada de las autoras que lamentan que la actividad de Varones Unidos “delegitimice” los reclamos feministas, “reprivatice” la sexualidad, y “reproduzca el sistema capitalista hetero-patriarcal”.

Referencias:

a – Sin análisis de datos

b – Redes sociales

c – El SAP es el síndrome que afecta a los niños de padres separados cuando uno de los dos ataca la percepción que el niño tiene del otro padre.

d – Autoras de la investigación

Compartir TWITTEAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *