Estudio de la universidad de San Diego halla que la gente que se ofende fácilmente son malos empleados

Jeremy Berneth realizó un estudio sobre 400 empleados que terminó demostrando que aquellos empleados que se ofenden más fácilmente tienen una tendencia a ser peores empleados. Dentro de los ítems a considerar se apuntó a la propensión a ser ofendido, la indignación moral, la microagresión y la corrección política.

Imagen cortesía de bbc.com – Todos los derechos reservados

Aquellas personas con un PTBO (proclividad a ser ofendida) alto muestran una tendencia a ver eventos y tradiciones como ofensivas. Además, es probable que los eventos sociales y tradicionales lo molesten por violar estándares morales o equitativos. Muchas de estas situaciones se ven claramente desde las nuevas ideologías nuevas que cuentan con pocas aceptaciones a las tradiciones.

Berneth dejó en claro que los PTBO altos suelen ser menos productivos, en gran parte por preocuparse por trabajar en organizaciones que ven poco “justas” y gastan mucho tiempo en quejas por asuntos triviales. 

El estudio dejó en claro que aquellas personas con facilidad para ofenderse se encuentran menos preocupados en ayudar a los demás, pese a mandar señales que ese es su objetivo principal. 

Fuente: Twitter

Compartir TWITTEAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *